La Sociedad de Oncología Médica recurda que el 40% de los tumores tienen causas evitables.

Más de la mitad de las personas a las que se diagnostica un cáncer (el 53% según los últimos datos) en España supera la enfermedad, de acuerdo con los datos que ha dado esta mañana la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) con motivo del día mundial contra la enfermedad que se conmemorará el próximo 4 de febrero.

El aumento de los resultados (hace 10 años se estaba unos 10 puntos por debajo) tiene varias causas, apuntó Ruth Vera, presidenta de SEOM: los avances en medicina, con especial importancia de las llamadas terapias dirigidas o personalizadas (se dan en función de genes o mutaciones de la persona, lo que las hace más específicas) y los diagnósticos precoces. En este último aspecto la sociedad recalca que España está a la cabeza de diagnósticos de Europa.

Precisamente la detección precoz es uno de los factores que ha hecho que en 10 años el número de nuevos diagnósticos haya aumentado más de un 30%: de los 190.000 en 2006 a los 250.000 actuales. Y esta tendencia de aumento va a seguir, ha indicado Ruth. “El cáncer está asociado al envejecimiento, y España es el segundo de los países de la OCDE con mayor esperanza de vida detrás de Japón”, dijo la oncóloga. A la edad y los diagnósticos se añade otro factor: los malos hábitos.

La combinación de datos arroja una situación compleja: por un lado hay más diagnósticos, y también más muertes en términos absolutos (de 101.000 a 112.000 desde 2006 a 2016), pero mientras el número de nuevos casos ha subido un 33%, el de fallecimientos lo ha hecho solo el 11% en números absolutos, lo que da idea de cómo están mejorando los tratamientos y las ventajas de los diagnósticos precoces.

Hay otro indicador en la misma dirección: mientras la tasa de defunciones por cada 100.000 habitantes, incluyendo todas las causas, ha pasado en esos 10 años de 843 a 884 (una subida del 4,86%), en el caso de los fallecimientos por cáncer el aumento es solo ligeramente superior (el 5,37%), lo que demuestra que aunque hay más casos, la mortalidad retrocede.

“En contra de lo que la gente piensa, apenas el 10% de los cánceres son hereditarios”, ha dicho Luis Paz-Ares, presidente del Comité Técnico Nacional de la Asociación Española contra el Cáncer, que ha presentado su observatorio de esta enfermedad. En cambio, “hay un 40% evitable”, ha añadido. En concreto, el tabaco se relaciona con el 33% de los tumores; el alcohol,  con el 12%; la obesidad, el 4%; una dieta inadecuada, el 9%, y las infecciones (sobre todo papiloma y hepatitis), otro 15%. Las cifras no suman porque en muchos casos la misma persona tiene dos o más factores de riesgo.

Autor: Emilio de Benito

Fuente: El Pais